Estudiantes, profesores y vecinos participaron en seminario sobre Formación Ciudadana

Jueves 20 de Abril, 2017

Con la participación del magister en Ciencias de la Educación de la Universidad de Porto (Portugal) y educador del proyecto Escuela da Ponte (Portugal) y del Proyecto Ancora (Brasil), José Pacheco, el Ministerio de Educación realizó el Seminario “Diálogos para la formación en valores y ciudadanía”.

La actividad, que convocó a más de 150 estudiantes, docentes y representantes de organizaciones sociales de la región, se efectuó en el marco de la Reforma Educacional y en el primer año de la promulgación de la Ley 20.911 sobre Formación Ciudadana.

Sociedad democrática

“La formación ciudadana corresponde a un proceso formativo continuo que permite que niñas, niños, jóvenes y adultos desarrollen un conjunto de conocimientos, habilidades y actitudes que resultan fundamentales para la vida en una sociedad democrática”, explicó el seremi de Educación, Francisco Prieto.

Por su parte la Jefa DEPROV Iquique, Liliana Valenzuela, destacó el que los establecimientos educacionales hayan iniciado el proceso de elaboración de Planes de Formación Ciudadana. “La idea es que los estudiantes asuman un rol responsable en la construcción de una sociedad libre, justa y fraterna”, acotó la autoridad provincial.

Valores y proyectos

José Pacheco abogó por la identificación de valores al interior de las comunidades para iniciar desde allí un cambio cultural. “Los más importantes son los valores de la comunidad a la que pertenecen las personas, porque las personas son sus valores y actúan en virtud de esos valores, aunque no tengan conciencia de eso. Los valores de las personas y de la comunidad dan origen a los proyectos a través de la definición de principios (…) el valor estructurante es el amor que está ligado al respeto”.

Sinergia escuela-comunidad

También se refirió a la necesidad de establecer una sinergia entre escuela y comunidad, destacando los proyectos de los que ha formado parte en Portugal y Brasil: “Tras la dictadura y la crisis textil que se vivió en Portugal, construimos un núcleo duro de proyectos entre familia y profesores en la Escuela da Ponte y todo comenzó a cambiar, pero a partir de lo que eran y de lo que sabían (…) fundado en los valores de la libertad, la responsabilidad y la solidaridad”, relató.

Igualmente contó su experiencia con el Proyecto Áncora en Brasil: “Allí los jóvenes desarrollaron valores éticos y además obtuvieron buenos resultados académicos, especialmente en las favelas, incluso tienen mucho más éxito que los jóvenes de las escuelas particulares y a pesar de haber estado a un paso de la marginalidad, como el caso de MC Soffia una joven que quería ser cantante de rap y desarrolló un proyecto de vida en torno a ello y ahora participó en la obertura de los Juegos Olímpicos en Brasil y cuenta con su pequeña empresa de espectáculos”, destacó.

Otra de las actividades centrales del seminario fue un taller de Formación Ciudadana a cargo de Carolina Hirmas, coordinadora del programa de desarrollo profesional docentes de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) y Magdalena Seoane, psicóloga clínica y didacta de biodanza y educadora biocéntrica.

Reflexión

“Se desarrolló un encuentro que comenzó con un muestra de buenas prácticas en escuelas chilenas en el tema de la formación ciudadana para luego generar un proceso de reflexión entre los participantes a partir de la propia experiencia -porque valoramos lo que sienten, piensan y creen las personas sobre estos temas- porque hay creencias que hay que mantener y otras que poner en observación, porque hay algunas creencias que no procuran el bien común, el respeto, el cuidado, la vinculación y el bienestar”, señaló Hirmas.

Socioafectivo y corporal 

Seoane agregó que la actividad finalizó con “un trabajo socioafectivo y corporal con biodanza para integrar estos saberes y volver a despertar los potenciales de las personas y revincularlas con estos espacios afectivos de amor, de cuidado y respeto”.

Esta actividad se generó gracias a un convenio entre la OIE y el Ministerio de Educación, especialmente con la Unidad de Inclusión y Participación Ciudadana, para promover y fortalecer la formación ciudadana en el ámbito educacional.