Más de 3 mil estudiantes hospicianos participan en actividades recreativas culturales de la JUNAEB

miércoles 10 de octubre, 2018

Más de 3.000 estudiantes de establecimientos educacionales de Alto Hospicio participan durante esta semana en el programa “Actividades Recreativas Culturales” impulsado por JUNAEB y que el Museo de Artes Visuales (MAVI) a través de ‘Museo va a la escuela’ implementa en la comuna hospiciana de la región de Tarapacá.

Las jornadas incluyen la instalación y contacto con seis obras bidimensionales y tres esculturas en los establecimientos educacionales a partir de las cuales los facilitadores MAVI buscan potenciar la inclusión con experiencias de diálogo e interacción con niños y niñas, de tal forma de generar espacios de encuentro con nuevas audiencias, relevando su derecho de acceso y goce de las artes, sin distinción de condición física, social, intelectual, económica, cultural u otros.

Marcelo Rebolledo, Director Regional (s) de JUNAEB Tarapacá destacó el énfasis inclusivo. “Este programa quiere dar un espacio principalmente cultural, basado en las artes visuales, enfocado en todo el alumnado, donde se realizarán actividades acorde a los grupos etarios, con espacios tales como serigrafía, cuenta cuentos y la muestra de obras y esculturas de arte de reconocidos artistas chilenos. El programa contempla alternativas de inclusión para personas sordas y con baja visión”.

Por su parte el seremi de Educación Natan Olivos destacó la metodología del programa. “Es una experiencia donde se promueve el enfoque de metodologías participativas, recreativas y formativas. Es una experiencia inolvidable para los niños, niñas y jóvenes, como por ejemplo el planetario móvil y el conocimiento sobre el sistema solar, el trabajo de serigrafía o aprender lengua de señas para comunicarse con personas en situación de discapacidad auditiva. Ha sido una jornada muy interesante para los estudiantes”, acotó el seremi tras la visita que efectuó al Colegio Metodista Robert Johnson, uno de los establecimientos beneficiados.

“El trabajo con colegios es fundamental porque sentimos que es donde podemos entregar herramientas de apreciación del arte en una etapa muy fértil, que va a ayudar a que sean los públicos y artistas del futuro. ‘El Museo va a la Escuela’ es un proyecto que tiene que ver con el corazón de nuestra misión, que es acercar a los niños al arte. El poder juntar nuestros dos sueños, llevar la colección a regiones sumado al trabajo de mediación, es ‘El Museo va a la Escuela”, destaca Cecilia Bravo, Directora del MAVI.